• 91.3 FM y 1470 AM

Están a favor del tradicional comercio ambulante en áreas turísticas.

Autor: Radio Fórmula RF Mazatlan

|

Fecha: 8 enero, 2019

Óscar Rodríguez

Mazatlán, Sin.- Porque la gente que no puede ir a “Liverpool” también es su cliente, porque saben que no deben molestar al turismo y porque lo disfrutan como parte de una necesidad y parte del folclore, un vendedor ambulante, un guía de turistas y hasta un visitante extranjero dieron su opinión favorable por la presencia del comercio informal en las zonas turísticas.
Existen opiniones divididas sobre la presencia de vendedores ambulantes en la zona turística, algunos piensan que es excesivo en glorietas, malecón, pero otros consideran que es parte de la necesidad de las personas inclusive del folclor del mexicano.
En redes sociales de este medio de comunicación han expresado su inconformidad por la permisividad, el otorgamiento de permisos o la sola o la simple autorización para comerciar semifijos o a pie en la vía pública turística, el sector comercio organizado se ha expresado inclusive también en contra de esta situación que ha venido presentándose en los últimos meses, que tras un conflicto de comerciantes con las autoridades municipales anteriores, que tras acuerdos, compromisos, algunos desalojos, amparos, algunas reubicaciones, a la llegada a la Presidencia Municipal de Guillermo Benítez Torres, “El Químico” con la fórmula de Morena con apoyo incluso de ciertas organizaciones oficiales de vendedores ambulantes en zona federal marítimo terrestre avalados y autorizados por Semarnat, el comercio ambulante ha retomado lugares históricos para ellos hasta de tres generaciones.
En un pequeño sondeo en la Glorieta Sánchez Taboada, un mismo vendedor ambulante expresó que los que existen están autorizados y en el caso exclusivo de la Glorieta Sánchez Taboada alrededor de 20 a 30 se hacen presentes sobre todos los domingos a mayor escala.
“Sí el domingo también porque la gente sale a agarrar aire pues, tú sabes que la gente que no puede ir a ‘Liverpool’ se vienen para acá a comer unos ‘churritos’ frente al mar”, ensalzó la declaración Fidel Zataráin, vendedor a pie.
Un guía de turistas opinó que fue bueno incluso que se haya reducido el número de comerciantes, y además no pueden faltar porque son parte del folclor siempre y cuando no molesten al visitante.
“La gente que está ahí abajo (plancha de la explanada y asta bandera) y los que andan sueltos lo único que les pedimos nosotros que no sean tan agresivos con la gente pero tienen el derecho de trabajar siempre y que no se sature esto. Es parte del folclore, ellos (turistas) llegan a lugares y buscan la artesanía y hacer el trato con esta gente (vendedores)”, aceptó.
Le pedimos al guía de turismo Juan Iván Hernández que nos sirviera de traductor fiel con un turista extranjero y así respondió el visitante sobre este tema.
“Le pregunto si le molesta”.
“Dice ‘no lo presionaron, se sintió a gusto, lo ve bien, pintoresco, siempre y cuando no presionen y así se portaron (los vendedores ambulantes)”.
Hay casa llena de turistas extranjeros navieros sobre todo disfrutando del espectáculo del clavadista en la Glorieta Sánchez Taboada.